Bolsonaro lo fía todo a las pensiones

Ya en el tercer mes de su mandato, Jair Bolsonaro apenas ha presentado un proyecto de ley para la maltrecha economía brasileña, que aún acusa los efectos de la crisis del 2014 y los vaivenes políticos derivados del impeachment de Dilma Rousseff y el yermo gobierno de Michel Temer. Su proyecto estrella es, eso sí, la petición de los organismos internacionales para cuadrar las cuentas de Brasil: la reforma del sistema de pensiones. Una medida anunciada y que opaca la ausencia de propuestas para los problemas del día a día, como el empleo o las crecientes desigualdades económicas, o para las decisiones estratégicas, como la reubicación del país en el mercado internacional y, sobre todo, su relación con China.

 «No soy el más capacitado, pero Dios capacita al que elige», espetó Bolsonaro en campaña cuando no pudo ocultar que esquivaba las cuestiones económicas. Ya presidente, a los pocos días de tomar posesión avanzó ante la prensa una supuesta reforma fiscal y detalles de los cambios en materia de pensiones, que fueron rápidamente desacreditados por pesos pesados de su Gobierno. Desde entonces, Bolsonaro guarda silencio, como su súper ministro económico, Paulo Guedes. Formado en la escuela neoliberal de Chicago, Guedes apenas ha abierto la boca desde que asumió un ministerio gigantesco que abarca Economía, Fomento, Hacienda e Industria. Su misión está clara: tramitar en el Congreso un nuevo sistema de pensiones que permita al Estado brasileño ahorrar 200.000 millones de euros y afrontar un calendario de privatizaciones que sería muy ambicioso de su mano, pero que va a ser contestado por el grupo militar del Ejecutivo brasileño…

Publicado por La Voz de Galicia.

2019-03-10T08:34:52+00:00

About the Author:

Objetivo, claro, concreto, conciso, apasionado, creativo, impulsivo y provocador. Julio Fernández es experto en el área de Previsión Social y Conferenciante en todo lo relacionado con Pensiones y Planificación a la Jubilación.